PER SE Dai Martinello: «El obrar artístico es parte de la vida»


Dai Martinello artista nació en Oncativo, en el living de una casa con una ventana grande, una mecedora al lado de un hogar a leña y paredes repletas de retratos al óleo que te seguían con la mirada fija. «Crecí junto a mi mamá y mi abuela en la casa de mis abuelos, heredando cantidad de libros y materiales de pintura que habían sido tesoros de mi abuelo “Chin”, al cuál no llegué a conocer. De chica pasaba días enteros en ese living, observando sus libros y su pintura, el retrato de Vincent en tonos verdes y Rembrant en rojos óxidos, fueron las imágenes más presentes en mi infancia. Los tocaba, pasaba en secreto mis dedos por esa pintura empastada, intentaba imitar sus trazos», cuenta Dai.

«A los 13 años empecé un taller cerca de casa. Fui durante dos años y recuerdo estar pintando diciendo: “quiero hacer esto el resto de mi vida. Terminé el colegio secundario y empecé a estudiar arte en la Universidad Nacional de Córdoba. Ahí nace otra Dai artista, creo que cada proceso de formación que fui y que voy atravesando, ya sean talleres, clínicas, residencias, conversaciones con colegas, hacen que ese espíritu renazca permanentemente y se transforme en el tiempo. Considero que el ser artista es un proceso de nacimiento y descubrimiento constante.«

¿De qué modo te atraviesan tus obras? «Mi obra me atraviesa de la misma forma que me atraviesan los vínculos, las emociones, la forma en la que me despierto, las cosas que elijo hacer todos los días. Creo que el obrar artístico es parte de la vida, no puedo separar la forma en que veo el mundo y las categorías o los momentos en donde pienso mi arte, van unidos, son mi forma de transitar el día a día».

 Si tu obra pudiese hablar, ¿qué diría de su artista? «Quizás me preguntaría qué busco en lo profundo, en lo velado -detrás, debajo, adentro, latiendo-«

¿Qué te inspira? «Muchas cosas. Me inspira lo cotidiano, la vida, caminar y mirar hacia arriba, los objetos y las construcciones antiguas. Me inspiran los lugares silenciosos, darme una ducha. Me inspira muchísimo la gente que colecciona cosas, porque sí, sin ningún fin y sabe todo sobre ese tema. La gente hablando apasionadamente sobre algo. Me inspiran las ventanas de los edificios y las miles de historias en simultáneo que viven dentro. El arte en general me abre, el cine, la fotografía, la música, la poesía».

Aquí y ahora, ¿qué estás experimentando en el arte? «Estoy pasando mucho tiempo en mi taller. La cuarentena hizo que se cancelaran muchas de mis actividades y esto generó que pueda pasar más tiempo ahí, trabajando súper conectada con esta última serie. Desde hace varios años vengo abordando el espacio como “objeto de estudio” podría decir, siempre pintándolo, pero últimamente comencé a incorporarlo físicamente en la forma en que pienso la obra. El espacio se volvió muy importante para pensar mis proyectos y estos fueron virando un poco hacia la instalación».

«La pintura se vuelve una herramienta, actualmente me interesa muchísimo generar espacios atmosféricos que inviten a circular una realidad paralela. Pensar la poética del espacio. Además este año me volvió a reencontrar con la facu, estoy cursando una carrera de posgrado Especialización en Prácticas y Procesos de Producción en Arte Contemporáneo». 

Un pensamiento frecuente… ¿Qué cosas pasan en el mundo de los sueños?
Tus herramientas indispensables de trabajo…Un soporte (papel, lienzo), óleos, pinceles y música
La cosa más simple… Dar amor
Un material, un color y una forma…Lienzo, carmín de alizarina y triángulo

¿Qué se esconde en el encuentro con lxs otrxs? Energía
¿De qué temas te compenetrás debatiendo? De los vínculos, de astrología, de nuestros pensamientos, del rol de los y las artistas
¿Qué te duele de este mundo contemporáneo? La desigualdad
De qué hablamos cuando decimos futuro… De utopías que perseguimos. Tenemos que conectar con este estado presente. 

Instagram: Daiana Martinello
web: www.daianamartinello.com
Trabajo con la galería LUOGO  Rafaela, Santa Fe.