Jorge Drexler fluye

Home Entrevistas Jorge Drexler fluye

Llegamos sobre la hora. Súbitamente vimos a Jorge Drexler sentado de piernas cruzadas delante del banner de Córdoba Shopping. Tomando mates. Claro que hablando sobre su papel en la última película de Daniel Burman: La suerte en tus manos. Mientras la prensa ansiaba eufórica su turno para entrevistarlo, nosotros esperamos con menos dramatismo. Y cuando todo estaba listo, fuimos por él.

Ph Fede Rodríguez

Descubrimos que el artista no es de esos hombres que se repiten en este mundo, más bien es excepcionalmente inteligente, con un gran manejo del lenguaje, del ritmo, del tiempo, del cuerpo. Tiene un aura de lirismo inalcanzable, por su naturalidad y su manera -no tan universal- de unirse a la intimidad.

No pretendo contar todo lo que ya sabemos acerca de él, sólo un destello de lo que fue el encuentro. Y no era para menos, el músico jamás se desconecta. Si bien se autodefine a sí mismo como “un cancionista, el cancionista trabaja en la interfase entre el texto y la música. Tengo una parte de músico y una parte de escritor pero lo que más me representa es la unión de las dos cosas”, también tiene de sentimentalista primitivo.

Y ese fue el pie para atrevernos a hacer la pregunta que veníamos pensando: qué es lo necesario para que el alma sonría, dijo: “Me importa estar más conectado con mi ser o mi alma que el hecho de que sonría. A veces está triste y hay que estar conectado con eso.”

Esto es apenas el resultado de un sencillo proceso dialéctico, del alguien tan obstinadamente vivo y entregado que permanece en la exacta temperatura del amor.

Que fluya.

[nggallery id=62]

Cómo fue el cambio de dinámica de la música al cine… Agradecí enormemente el cambio de citación. De pasar de un proyecto que todo gira alrededor tuyo a pasar a otro que vos sos una pieza más del engranaje, es una alivio de verdad. Fueron dos o tres meses de estar fuera de mi persona, supongo que le pasará a todo el mundo pero yo me aburro mucho de mí mismo y está bueno salir fuera de sí. Recomiendo hacer hago diferente de lo que haces en tu vida, y más que un problema ese cambio es una excelente experiencia.

Te pareces a tu personaje… No, no me parezco mucho a Uriel, Burman me engañó diciendo que no tenía que hacer nada, sólo estar y no era verdad tenía que interpretar y le agradezco que me haya engañado. Y todas las preguntas que se hace Uriel yo no las tengo, y todo lo que me pregunto yo no lo tiene Uriel, digamos que están en un polo bastante opuesto. Sobre todo en las relaciones afectivas, es un tipo muy hepático, no le importa mucho lo que tiene en frente. Es muy utilitario pero a lo largo de la película te va cayendo simpático porque creo que es un buen tipo Uriel en el fondo, pero buen tipo y todo es muy diferente a mí.

Qué dudas surgieron y qué pasó… Si lo podía hacer o no era una duda gigantesca, y ahora eso se derrumbó. A mí como todo el mundo me importa la opinión de las demás personas.

Te importa el qué dirán… Sí, el ser humanos es un ser gregario que depende de la relación que tiene con el resto del grupo entonces uno toma sus riesgos con cambios tan grandes, cambios de circunstancias y de palo tan grande, pero ese miedo ya pasó, terminó la película, la vi y me gustó.

Y el tiempo de rodaje en Argentina… Tenía muchas ganas de vivir en Buenos aires, estuve viviendo en Palermo, me encantó el barrio, salí a caminar, fui a los restaurantes de la vuelta, tengo muchos amigos en Buenos Aires tanto como en Montevideo y Madrid. Me encantó Rosario también.

Es por la amistad con Burman o pensás proyectos alrededor del cine? Me resulta difícil pensar que se vayan a dar circunstancias como ésta para hacer otra película. Con Burman, uno de mis directores favoritos, y Valeria, una de mis actrices favoritas, de co-protagonista con ella.Veo difícil que se vuelva a dar algo tan tentador, además porque me gusta mucho mi trabajo como músico, tengo la suerte ya de tener el trabajo más lindo del mundo y lo volvería a hacer si estuviese a la altura de esta película.

Cómo se dio la conexión con Valeria? Es graciosísimo trabajar con la flaca, la verdad que tiene un sentido del humor muy punk y muy generoso a la vez, nunca quedas en el aire. Tiras algo de tu personaje y ella te lo devuelve con el doble de creatividad, entonces es una realimentación brutal. Aprendí muchísimo con ella.

Cuando la poesía, la belleza y la precisión en las palabras está muy presente en las letras de las canciones, de qué se asombra un artista como Jorge Drexler? Muchas gracias por el juicio. Todo me sorprende, para un libro que va a sacar Burman con la película escribí dos versos que responden a esa pregunta mejor que lo que te pueda decir porque es dónde está el asombro, la verdad, está en dos décimas como la de los payadores, “Lo voy a mirar a Daniel” se llama:

Lo voy a mirar a Daniel hacia adentro de las cosas,

El plástico de la rosa, la textura del papel,

La piel detrás de la piel que uno acostumbra a ignorar,

Un muñequito girar en un anaquel del Once,

Y comprendí sólo entonces, lo que quería contar.

Quizás la verdad sea eso, la muestra de una moneda,

La arruga aquella que queda en el saco tras el beso,

Apenas el contrapeso, un hueco de otra mentira,

Un divorciado que mira los precios en el cartel del mini bar de un motel tímidamente.

Todo tiene que ver con cosas que pasan a la película, eso sorprende a Uriel y a Burman, la sorpresa por las pequeñas cosas, las verdades escondidas en la vida cotidiana.

Sabías que eras actor… No lo sabía, mérito absoluto de Burman. Me hizo el regalo de hacer esta película y el disfrutar de interpretar. Se lo agradeceré eternamente.

Interpretas canciones a interpretar un personaje? Hay de búsqueda de la verdad en ambas.

Así como «La vida es más compleja de lo que parece», las letras intentan ser más estéticas que la realidad que describen… Escribís lo que ves? Te agradezco mucho, si vos crees que una letra es mayor el todo que la suma de sus partes o dice más que lo que ves adentro eso para mí es la definición de poesía. Es la palabra que excede los límites de lo literal y realmente quiere decir que mueve algo más, es la energía creada por las palabras. Eso para mí es poesía.

Lo necesario para que el alma sonría… Me importa estar más conectado con mi ser o mi alma que el hecho de que sonría. A veces está triste y es lo que hay, hay que estar conectado con eso.

Dónde pones tu fe… me gusta mucho el presente, trato de no pensar en el futuro. Soy un hombre muy afortunado, nunca pensé que podía estar en Córdoba presentando una película con Burman y Bertucelli, es un sueño.

Drexler músico… Más que músico me considero un cancionista, el cancionista trabaja en la interfase entre el texto y la música. Tengo una parte de músico y una parte de escritor pero lo que más me representa es la unión de las dos cosas.

Cine es… La más impresionante herramienta colectiva que conozco.


Leave a Reply

Your email address will not be published.