Especial Pipi Yalour: recomendados de Bogotá

Especial Pipi Yalour: recomendados de Bogotá

Soy sólo una chica a la que le gusta mucho comer, tomar café y conocer bares. Recomiendo lugares en donde estuve, la pasé bien y quisiera volver.
 
Viajé a Colombia por trabajo. A veces la vida me sonríe. La agenda era apretadísima en extremo, peeeero, dentro de esa agenda había tour de bares y comidas en lugares donde se cocina rico. Programa completito. 
Estuve específicamente en Bogotá e hice un viaje relámpago a una finca cafetera (ya vendrá esa historia). Atestiguo que se puede comer y beber muy pero muy bien en Colombia. 
Acá va mi lista de lugares que más me gustaron:
 
LUGARES PARA BEBER
 
Mi carta favorita de cócteles Bogotá (claramente de los bares que conocí). Me pareció divertida, léase, hay uso de frutas locales, hierbas, etc que llevan a cócteles ricos con linda presentación. No “hay que saber de coctelería” para tomar algo que te guste en este lugar y eso para mí es un gran atributo.
Está en el segundo piso de una casa, tiene lugar para sentarse en la barra a mirar a los bartenders trabajar y también tiene mesas en el salón. Nótese que las hierbas que utilizan son de producción propia, de ahí el nombre del lugar.
Acá también se puede cenar y de hecho la comida es muy muy rica. Probamos un chicharrón  acevichado -sí, es raro y técnicamente no sé cómo sería la explicación- pero estaba buenísimo.
Tomé un cóctel que se llama Tiki Taka con ron dorado infusionado en limonaria, elixir de piña y mora y horchata de castañas de cajú. Una belleza. Probé además uno que se llama Flor de Jalisco, con tequila infusionado en pimentón rojo, Ancho Reyes, elixir de maracuyá y sal picante casera.
Este es un bar que quisiera tener cerca de mi casa y poder ser habitué. Es una casa hermosa, con fondos de barra de madera oscura impecables y muchísimas botellas, especialmente de whisky. El encargado de barra es José Ignacio Sosa, un bartender con muchos años de servicio que oficia de anfitrión.  Además, es un impulsor de la inclusión de mujeres detrás de las barras colombianas, así que de verdad disfruté conversar con él.
Honestamente no vi la carta porque fui a trabajar, pero yo personalmente iría a acodarme a la barra y tomarme un negroni después del servicio como para terminar una gran noche. O varias.
De más está decir que en Colombia hay excelentes granos de café. Pero me resultó un poco decepcionante el formato en que se lo bebe. Se toma en su mayoría el “tinto”, que sería café filtrado bastante bastante lavadito. Para una defensora a ultranza del espresso esto es un tema álgido, igual la nueva ola cafetera ya llegó también a Bogotá. 
Me recomendaron este lugar donde trabajan cafés de especialidad: el ambiente es bien relajado, la atención es cordial y el producto muy prolijo. Ofrecen distintos granos de café y formas de extracción (espresso, cold brewed, V60, Aeropress, etc.) 

LUGARES PARA COMER (Y TAMBIÉN BEBER)
 
Hacen comida colombiana en un ambiente con estética más bien moderna, tienen mesas al aire libre y también en el salón. Lo que yo comí era un plato bien caserito: sobrebarriga a la plancha con choclo asado, papas, guacamole y ají. Simple y delicioso. Además, tienen una oferta de 5 cócteles de autor muy bien logrados. Yo tomé uno que se llama “Pintao” con gin, Campari, syrup de chile habanero, jengibre y sal de pimentón. Estaba muy bien, fresquito y balanceado.
Estéticamente es como uno de los bares a los que va la gente sofisticada en las películas, con vestidos de cocktail y tacos altos. Como yo fui de día, me ahorré el derroche de outfit.  Acá hay mucho foco en la infraestructura, así que la barra es un cuadrado gigante en el medio de uno de los salones y la cocina  -impecable y toda de acero inoxidable- es el paso al resto de los salones.
La carta de comidas tiene mucho uso de frutos de mar con platos bastante high end y la coctelería es bien estilo world class. Traducido: presentaciones realmente despampanantes, bebidas super premium y sabores clásicos.
 Casa Vieja (Av. Jimenez #3-57)
Auténtica comida colombiana deliciosa. Estoy convencida de que a Mafalda no le gustaba la sopa porque no probó las que hacen en Colombia, que son una delicia y cuentan como plato principal. Esta es una visita obligada para probar sabores autóctonos de diferentes partes del país. Todo lo que probamos estaba increíble y lo volvería a pedir. 
IR AL MERCADO
Más allá de que soy bartender y fanática de la gastronomía, me parece que visitar mercados puede ser atractivo para mucha gente, en especial en países donde hay variedad de colores y sabores.
Estuve en el “Mercado de Paloquemao”, que es lo más. Hay venta mayorista y minorista de frutas, verduras, flores, productos regionales, golosinas típicas colombianas, etc. Además hay puestos que venden café (acá sí vale tomarse un tinto con un chocorramo), comida y jugos de frutas frescas.
 

TAMBIÉN PODES VISITAR:

GUÍA INSPIRADORA: Qué ver cuando buscas un Fashion Film

GUÍA INSPIRADORA: Qué ver cuando buscas un Fashion Film

por Paula Caffaro Hace algunos años, pero arrastrando una incomodidad originada a fines de los…

Así continúa la historia SS18: About Dafne Life

Así continúa la historia SS18: About Dafne Life

"About Dafne Life" es la nueva colección de la firma cordobesa DAFNE Summer/Spring 18: inspirada…

Emmanuelle Hamilton

Emmanuelle Hamilton

Ph: Gato Suaya Styling: Sofia Achaval De Montaigu Styling assistants: Agustina Chuliver Perez/ Antonella Ferrara Vestido…