Onirika abrió las puertas de su local exclusivo diseñado por Esteban Labarthe

La firma Onirika a cargo de la diseñadora Jesz García abrió las puerta de su local exclusivo en la ciudad de Córdoba, más precisamente en la Galería Sr. Espacio en Ayacucho 538, Barrio Güemes. La marca celebra una propuesta enfocada en el “vestido” como ítem eje, el concepto de colección estática desaparece para darle espacio a la incorporación constante y dinámica de nuevos diseños.

El local exclusivo de la prestigiosa Onirika es un proyecto del diseñador industrial Esteban Labarthe que fue construido por Dispar. Situado a sólo 3 cuadras del núcleo histórico cultural y comercial más importante de Córdoba, la tienda forma parte de la propuesta de Sr. Espacio, un centro comercial que nació hace 10 años en barrio Güemes como la primera galería a cielo abierto.

Ph Gonzalo Viramonte

En la etapa de conceptualización se trabajó en estrecha colaboración con la propietaria y diseñadora de la marca Jesz García. Enfocados en los procesos, la mano de obra digna, la alta calidad de los materiales e intentando establecer un alto estándar del diseño nacional desde el centro del país, la diseñadora requirió un espacio de encuentro cálido y minimalista, un soporte lúdico de su obra; tomando en cuenta estas premisas, se sentaron las bases para la interpretación del diseño.

El objetivo del proyecto fue generar un espacio donde el protagonista sea el producto, el diseño de un equipamiento puro y sencillo se adaptó a la arquitectura preexistente buscando una experiencia de compra confortable.

Definiendo dos texturas, dos materiales, como base y eje rector del proyecto conformamos nuestra paleta de diseño. El acero y los espejos juegan un papel protagónico y la vez se mimetizan y funden acompañando el recorrido del cliente.

Dos grandes aberturas de pinotea dan acceso a la tienda que se descubre abierta y voluminosa gracias al juego conformado por los probadores abiertos y su trinomio de espejos, haciendo que el estrecho espacio interior se multiplique visualmente permitiendo al usuario descubrir colores, formas geométricas, el diseño y los materiales. La solución propuesta para el sistema de percheros incorpora la estética, forma y función para dar como resultado un elemento inesperado y simple creando un flujo de circulación orgánico que acompaña a los visitantes durante su recorrido.

Las líneas limpias y espacios abiertos fueron esenciales para el aspecto y la comunicación de la tienda, el proyecto pretende generar en el visitante diferentes sensaciones dependiendo de su posición y la imagen reflejada que obtiene en cada momento de sí mismo y su entorno.

Sobre Onika por Jesz García: “Revalorizamos el vínculo directo entre diseñador y usuario incorporando el servicio de “ATELIER” que ofrece desde un ajuste a medida al desarrollo de una prenda completa, siempre bajo la visión de la marca”, dice Jesz. Y agrega: “La línea actual se ajusta a parámetros de  Prêt à porter de calidad, atemporales, pensadas para multiplicar su uso sin perder impacto. Actualmente estamos trabajando en el futuro lanzamiento de la línea “Demi Couture” manteniendo la premisa de versatilidad, pero arribando a un producto de características muy superiores, tanto por la calidad de los géneros como la complejidad de su construcción y diseño”.