Disco es Cultura: Ringo segundo acto

Home Coberturas Disco es Cultura: Ringo segundo acto

¿Vamos? Vamos.

Viernes de luna llena en la Ciudad de las Artes. Una disquera, tres universos vibrando arriba del escenario, un conductor, un invitado especial y el Kitten Mochi de oro para él. Sin lugar a preámbulos, el Disco es Cultura en su versión 2.0 para Ringo, arrancó prematuro, en la misma previa, cuando Nash Coll agitó su guitarra y a capela encantó a los que ya esperábamos para entrar.

En la Sala Mayor las canciones tuvieron otra esencia y todas ellas estuvieron dedicadas a Titi Rivarola y Nicolás Auad. Rodrigo Artal subió una vez más al escenario y presentó a esos 3 universos que vibrarían en esa noche tan nuevamente especial, Anticasper, Benigno Lunar y Lautremont, prometiendo comienzos y finales con sorpresas incluidas.

[nggallery id=395]

Fotos de Leticia Buffa

Todo comenzó con la canción Bruce Lee, tocada y cantada en conjunción por las 3 bandas, pero que es original de Benigno Lunar y está incluida en su más reciente trabajo discográfico: La Religión de los Árboles. Después de tremendo despliegue, los Benigno quedaron sobre el escenario, ahora solos, para hacer eso que les sale tan bien: traer la calma de los álamos para abrazarnos hasta echar raíces. Su set se destacó por la prolijidad y la intensidad de las guitarras expresadas en los momentos justos y dejó en el aire la suave cadencia de esas canciones que encadenadas se convierten en exquisitez.

Al cierre de su set, Artal introdujo al invitado de lujo de la noche: CJ Carballo, descubridor y remador del under cordobés por excelencia. Una distendida charla en el improvisado living a la vera del ring, dio paso a la entrada en escena de Lautremont, quizás la más frenética de todas las bandas que componen Ringo. En el cruce entre un sonido más industrial, ligado al noise y al stoner, Viejasound y Claravox Noise penetraron con su Luy, despertando la efervescencia entre  los inquietos de la gran ciudad dormida. Antes de cerrar y traspasarles el poder a Anticasper, CJ subió al escenario y se animó a entonar en compañía de Lautremont, ese temón de Bowie que es China Girl.

Un traspaso rápido antes de que suba a escena Anticasper, la entrega del Kitten Mochi de oro a CJ y todos contentos de cambiar el Martín Fierro por otro bien local y lleno de amor.

Melodías irónicamente calculadas, universos que oscilan entre lo trágico y lo hilarante, impredecibles sintonizaciones y la creación de una crudeza que atrapa, para de a ratos oscurecer el lugar y de a ratos elevarlo hasta lo más alto de la composición rockera. Algo así es Anticasper, una de las bandas más jóvenes dentro de Ringo y que se anima a reírse de vos, con vos al frente.

Antes de cerrar, un back to back entre Anticasper y Lautremont. Collage de vientos, sintetizadores y guitarras, todo en dos simples canciones. Para el cierre de la noche se les suma Benigno Lunar y de nuevo esos 3 universos colisionan en el escenario de la Ciudad de las Artes.

Noche de luna llena en la ciudad, de encuentros, de colisiones, de descubrimientos… De oídos repletos de música y corazones contentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.