Impulso BAFWEEK invierno 2012: parte uno

Home Coberturas Impulso BAFWEEK invierno 2012: parte uno

Por fin volvimos a vivir una nueva edición de Buenos Aires Fashion Week Otoño-Invierno 2012. La rural se vistió de tendencia en todos los rincones. Ahí firme, decidida e insistente. La moda fue un ir y venir de caricias, rumores, besos y -en su totalidad- amor desenfrenado.

Desde el 28 de febrero al 2 de marzo BAFWeek invitó a las personas a la reflexión. La moda transcendiendo, mutando, transformándose, yéndose y volviendo. Enriquecida de las artes visuales, las plásticas, la fotografía y el dibujo. Una fusión donde se entrelazaron diseño y producción artística, creativos y cool hunters.

Cada colección reflejó la identidad de sus creadores y del equipo que los acompaña. AYMAG convocó a la fotógrafa @camilaquillay a encenderse sensorialmente y capturarlo todo.

Este invierno: nos impulsa.

 

Muaa by Mariano Toledo

30 prendas exclusivas fueron el resultado de la conexión de Muaa y el diseñador Mariano Toledo. Inspirado en los eclécticos 80’s, tomando como ícono a Boy George, su Culture Club y lo más característico del Indie de la época. En pasarela hubo cuero, piel, lúrex, metalizados, estampas engomadas y Denim, elementos clave a la hora de trabajar. Todo aplicado en prendas ochentosas resignificadas: pantalones pinzados, vestidos tubo, camperas motoqueras con apliques metálicos, remeras con estampas engomadas, buzos y sweaters oversize. La paleta de colores juega con el blanco, negro y azul eléctrico hasta el dorado con toques de flúo. Opciones urbanas y nocturnas para armar outfits cancheros y -sobre todo- muy divertidos.

[nggallery id=25]

 

Varanasi

Para uno de mis favoritos el vestido fue  la prenda esencial y única que se impuso de manera indiscutida en diferentes versiones. La silueta: hiperfemenina inspiradas en la pintura de Mondrian. Abrigos que pasan las caderas, camisas blancas, chaquetas por encima de la cintura, faldas arriba de la rodilla.

Las estampas estuvieron presentes y los materiales como la lana: crépe, jersey tramado, gabardina, velours; algodón: poplín, frisado también. Los colores protagonistas fueron el blanco, negro, camel y el rojo, azul y amarillo en su estado puro. Y los detalles de la colección: guantes y las joyas, marca registrada de Pérez Sanz.

Varanasi y el dúo de arquitectos Víctor Delgrosso y Mario Buraglio en constante evolución.

[nggallery id=24]

 

Evangelina Bamporola

Para esta colección tomó al Space Oddity de David Bowie como inspiración y repitió a Ricky Sarkany para vestir los pies. El negro, el blanco, el azul y el verde dominaron la colección de la diseñadora. En una confección y sastrería –impecables- presentados en vestidos, monos y trajes. La propuesta incluyó levitas, tapaditos cortos y vestidos entallados con el clásico detalle bicolor. Para la noche, bordados con cristales y engarces.

Evangelina Bomparola busca aliarse con un público más joven y lo está logrando, al menos para mí. La esperé ansiosa este año y debo confesar: suma.

[nggallery id=26]

Leave a Reply

Your email address will not be published.